Saltar al contenido

Hechizo para devolver el daño

¿Te has sentido alguna vez con una carga negativa encima sin saber exactamente de dónde viene? Si tú estás intuyendo que alguien te quiso perjudicar con un maleficio, aquí verás un notable hechizo para devolver el daño a quien te lo produjo.

Estos son rituales que podrás hacer de forma rápida y sencilla y de esta forma podrás sacarte ese mal que tanto te angustia.

hechizos para devolver el dano y el mal a alguien que te han hecho o causado con mal de ojo

El victimario tendrá su merecido pues tú serás la encargada principal de reintegrar ese puñado de cosas feas, a su dueño, o sea, a quien te dañó deliberadamente.

Veamos entonces, ¡los consejos están listos para proceder!

Hechizos para devolver el mal a alguien



Tienes que saber que hay dos clases de sentimientos perversos que son: la envidia y la maldad y si ahora, te estás sintiendo atacada por una brujería, deberás acudir a ese rito de magia negra, que te devolverá todo lo que te sea positivo para retornar al camino de la paz y felicidad.

Busca aquí, entre estos tips y consejos, los que devuelvan la esperanza y la tranquilidad a tu espíritu, fíjate en el paso a paso y procede, reintegrando a su dueño ese horrible maleficio que nunca mereciste.

1. Ritual del huevo

Cuando ves que tu vida todo ha cambiado para mal en modo rápido y sin aparentes motivos, piensa que alguien pudo haberte dañado con un conjuro. Lee detenidamente este exorcismo, que preparé paso a paso para ti:

Materiales necesarios:
  1. Agujas
  2. 1 huevo
  3. Marcador negro
  4. Alfileres
  5. Vidrios en trozos
  6. Espinas
  7. Clavos
  8. Óxido
  9. Vinagre
  10. Sal
  11. Pimienta negra
  12. Lana, hilo o cinta de color negro
  13.  1 frasco vidrioso con tapa
Proceso:
  • Rellena el pote de vidrio con una parte de vinagre, une con la sal y pimienta (dos cucharadas grandes).
  • Escribe con el marcador negro sobre el huevo, el nombre de tu atacante y la frase “Lo hago trizas y te lo devuelvo a ti” .
  • Prosigue atando y rodeando el huevo con el cordel negro (o lo que tuvieres).
  • Con mucho cuidado y bastante paciencia irás enganchando el cordel a los objetos punzantes que tengas preparados, fijándolo al huevo en cuestión.
  • Cuando todo esté hecho prolijamente deberás introducir en el frasco el huevo, tratando de no romperlo.
  • Entonces, taparás el frasco bien cerrado y mencionarás estas palabras:

“El hechizo está en marcha, romperé tu daño y te lo regresaré. Si no reviertes tu actitud habrás de sufrir mucho. Está escrito y así ha de ser”.

Te dirigirás a la casa donde vive la persona que te dañó y romperás el frasco embrujado allí mismo.

Si no sabes dónde vive esa persona, rómpelo lejos de tu vivienda, arrojándolo con mucho vigor y sin voltear la vista cuando regreses.

  • Una vez en tu casa, lava intensamente tus manos con agua fría y algo de azúcar, para borrar rastros de negatividad.
  • No pasará mucho tiempo y verás los cambios apareciendo ante tu asombro y tranquilidad.

2. Devolviendo la brujeria

Mira el siguiente video para que sepas en detalle cómo puedes devolver la brujería que te han hecho:

3. Usando velas negras

Este conjuro es ideal para realizar a la orilla de un mar o río, pero de no poder acceder, se puede efectuar de la misma manera, aún siendo un poco más largo el tiempo del resultado positivo.

Materiales necesarios:
  • 3 velas color negro
  • Sal
  • 1 cinta turquesa
  • 3 hojas pergamino
Proceso:
  • En el primer pergamino, escribirás tu nombre entero.
  • Luego, tomarás el segundo y dejarás plasmado en forma escrita la injuria y todo el daño que te hubieren hecho.
  • En el tercer papel procederás a dejar escrito en mayúscula, el nombre de quien te agredió.
  • Seguidamente, enciende las tres velas en un sitio arrinconado de tu casa. Ponla en fila y separadas.
  • Agujerea los papeles en un costado y pasa el lazo turquesa a través de ellos.
  • Prepáralos sobre el pie de las velas encendidas, cada papel con su vela.
  • Estás finalizando el ritual, ahora rodea con la sal imaginando un círculo, para que el sortilegio quede encerrado allí mismo.
  • Cuando las velas se disuelvan en cera y se diluyan completamente, el embrujo estará terminado y su efecto se hará ver a la brevedad.

4. Usando agua para el ritual

He aquí un maleficio muy usado entre los que quieren devolver un daño, Puedes utilizar materiales simples y tendrás un rápido y excelente resultado:

Materiales necesarios:
  • 3 vasos de cristal (para usar 1 por día)
  • Inodoro
  • Cama
  • Agua
Proceso:
  • Llena uno de los vasos de vidrio con agua del grifo, antes de dirigirte a dormir.
  • Fija tu mirada en el vaso imaginando a la persona que nos engualichó al tiempo que recitarás estas frases con énfasis: “ Todo el mal que me has hecho que se vuelva contra ti, también mis lágrimas lloradas que se hagan tuyas y el sufrimiento que padecí, permanezca en ti, de manera más intensa”.
  • Pon debajo de tu propia cama, en el lugar donde se sitúa tu cabeza, el vaso en cuestión.
  • Cuando amanezca, después de levantarte, coge el recipiente y lo tirarás en tres veces al inodoro. Después, descargarás el mismo.
  • Deberás hacer este procedimiento durante tres días en total, utilizando cada uno de los vasos.
  • El hechizo se hará realidad cuando menos lo esperes.

Si tú sigues al pie de la letra todo cuanto aquí podrás leer, te aseguro que tendrás frutos positivos y aquel o aquella que te haya dañado conscientemente, no tardará en arrepentirse de haberlo hecho.

Yo también padecí en algún momento uno de estos males que fueron el fundamento para que comenzara a creer en estas cosas de la magia negra. Salí airosamente, rompí el daño y lo devolvi a su dueño.

Por eso, hoy, te lo quiero enseñar a ti, para que lo apliques responsablemente y sin temor.

Asegúrate de seguir cada consejo con la exactitud que merece cada proceso y te darás cuenta que, no en vano se sabe de un refrán que dice: ”Quien las hace, las paga…” ¡Y con eso está todo dicho!